Artesanos de la tierra

100% Agricultura ecológica y biodinámica

Un gran vino es el reflejo de la tierra que lo ha visto nacer. Por esta razón, practicamos una agricultura de secano siguiendo los criterios de la biodinámica y cultivando los viñedos sin herbicidas ni insecticidas, sólo con elementos de origen natural.

La agricultura biodinámica es un sistema de cultivo que tiene como prioridad el equilibrio del ecosistema y la biodiversidad en el viñedo.

La biodinámica, desde un punto de vista esencialmente biológico, nos brinda la posibilidad de elaborar vinos espumosos sumamente expresivos, con una gran capacidad de crianza y, sobre todo, respetuosos con el paisaje del que son originarios.

Recaredo ha sido el primer elaborador de la Denominación de Origen Cava en obtener el certificado internacional Demeter de viticultura biodinámica.

Tratamientos naturales

La alianza respetuosa entre el hombre y la naturaleza

Plantas medicinales entre las viñas

Fieles a un compromiso único de trabajar respetuosamente la tierra para obtener frutos naturales, expresivos y ricos en matices, cultivamos las viñas aplicando extractos vegetales elaborados a partir de cola de caballo, ortiga y manzanilla.

En Recaredo utilizamos estas plantas medicinales, mediante infusiones, decocciones y maceraciones, para regular la presencia de hongos y estimular las defensas de las cepas.

La naturaleza como aliada

Biodiversidad y ecosistemas en equilibrio

Cubierta vegetal en las viñas

Trabajamos los viñedos dejando crecer una cubierta de plantas espontánea entre las cepas. Esta alfombra vegetal es esencial para esponjar la tierra, regular la retención y el drenaje de agua (muy importante en un cultivo de secano como el que practicamos) y fomentar la biodiversidad en el ecosistema de los viñedos. Al mismo tiempo, la cubierta vegetal es una aliada perfecta para evitar la erosión de la tierra.

La esencia de las masías

Cerrando los ciclos de la naturaleza

La importancia de las leguminosas

En las fincas en barbecho, plantamos esparceta para el ganado y garbanzos de la variedad Cigronet de l’Anoia, dos leguminosas muy útiles para la recuperación del suelo.

Las leguminosas tienen capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico en la tierra y transformarlo en nutrientes para la cepa. Respetar el ciclo natural del nitrógeno evita abonar con fertilizantes de origen químico. Sentimos, pues, que la obstinación por colaborar con los ciclos de la naturaleza nos hace volver a la esencia de las masías.

Cristalizaciones sensibles

Vinos luminosos y en equilibrio

Compromiso con la investigación continua

La apuesta por la investigación es paralela al aprendizaje del tiempo y el curso de la historia en Recaredo. En los últimos años hemos incorporado la técnica de las cristalizaciones sensibles aplicadas al vino, que permite contrastar la calidad vital y hacer pronósticos para prever la evolución. El resultado de los ensayos son cristales puros que se organizan

de una manera precisa y evidencian el equilibrio o el desequilibrio de las muestras de vino estudiadas.

Vista la transcendencia de la información obtenida para seguir mejorando la calidad de los vinos, pusimos en práctica esta técnica en el año 2011. Las cristalizaciones sensibles permitirán confirmar si las prácticas culturales de Recaredo van en la dirección de reflejar el paisaje en los vinos; nuestra verdadera vocación.