Un compromiso único

Brut Nature de añada

En Recaredo mantenemos un firme compromiso: elaborar vinos de terruño capaces de mostrar los paisajes del Alt Penedès de la manera más honesta y transparente posible.

Elaboramos exclusivamente cavas Brut Nature de añada marcados por la impronta de la larga crianza. Nuestros espumosos han forjado un estilo

genuinamente único definido por la elegancia y la sutileza.

Desde el viñedo, pasando por la bodega y la cava, todos los procesos en Recaredo están auditados y certificados por el organismo independiente Bureau Veritas; reafirmando nuestra vocación única en el mundo como viticultores y elaboradores.

Costers del Bitlles

Viñedos propios en el Alt Penedès vendimiados a mano

Crónicas de un paisaje

La ladera del río Bitlles acoge el mosaico de viñedos de nuestra familia. A lo largo de su recorrido, el Bitlles descubre una orografía de torrentes, bosques y colinas de remarcable belleza.

Se trata de un territorio esencialmente calcáreo, de paisajes discontinuos, sometidos a la presencia imponente de la montaña de Montserrat.

Artesanos de la tierra

Pioneros en agricultura biodinámica

Biodinámica, un paso más allá de la agricultura ecológica. Un paso que nos acerca al equilibrio del ecosistema y al respeto por la biodiversidad. Un paso que sitúa irrevocablemente al hombre como artesano de la tierra.

La obsesión por colaborar con la naturaleza nos lleva a una alianza sin fisuras. Para avanzar, damos pasos hacia atrás. Sin herbicidas ni pesticidas, tan sólo con elementos de origen natural. Porque no hay vino con esencia de paisaje, si no cuidamos y respetamos el propio paisaje.

 

Tiempo de reposo

Largas crianzas con tapón de corcho natural

El paso del tiempo imprime un sello irrenunciablemente único a los vinos de Recaredo. Las largas crianzas –que en Recaredo van de un mínimo de dos años y medio hasta los más de 30 años en la oscuridad de las cavas– hacen de nuestra casa todo un referente incuestionable, sinónimo de profesionalidad, rigor y excelencia.

Absolutamente todas las crianzas en Recaredo se realizan con tapón de corcho natural, técnicamente idóneo para preservar el sentido originario de un espumoso de muy larga crianza.

La excelencia de la artesanía

Degüelle manual de todos nuestros cavas

Auténticos artesanos en el oficio del degüelle expulsan las lías de la crianza manualmente a temperatura fresca y natural de las cavas. Un oficio artesanal que sólo realizan manos expertas y que evidencia el compromiso de la casa Recaredo por las largas crianzas.

Nuestros espumosos devienen profundos y luminosos, sutiles y ricos en matices, esencialmente idóneos para acompañamientos gastronómicos.